Bell Simo Mensaje De Ensayos

Keiko fujimori llora en el comentario de texto

La conservación, como cada intervención razonable, que aplican a las materias primas al almacenamiento, no destruye sus propiedades naturales. Es necesario prestar además la atención y otras tareas inmediatas, tal como, por ejemplo, la conservación del valor energético, la conservación de esenciales de las propiedades - el tipo, el olor, el gusto y la consistencia - y las restricciones más grandes de las pérdidas de las sustancias esenciales componentes, ante todo, las vitaminas. Se puede conseguir tal efecto por los modos diferentes. Cada modo de la conservación tiene dignidades y las faltas, algunos tienen los rasgos específicos, otros exigen el juego obligatorio de los productos. Para las necesidades de la conservación de casa desmontaremos solamente aquellos modos, que pueden ser realizados desde el punto de vista de la técnica accesible que conserva.

Últimamente había una tendencia a bajar el contenido del azúcar en los productos, como la fuente indeseable de la energía. Por eso es necesario aplicar a las concentraciones bajas del azúcar otros modos de la conservación, más a menudo la pasterización o la conservación química.

El secamiento es una reducción del agua de los productos en el estado gaseoso. Es necesario evaporar 80 - 90 % del contenido inicial del agua. Se puede pasar la desecación sobre el sol o el aire libre, en nuestros las condiciones en distinto los mecanismos. Sobre el proceso del secamiento influyen, ante todo, la temperatura y la velocidad del movimiento del aire en el mecanismo. A principios del secamiento apoyar más ventajosamente una alta temperatura y la velocidad del movimiento del aire, al fin del secamiento la influencia del movimiento del aire falta prácticamente. Para la velocidad del secamiento tiene la importancia el contenido de los vapores en el aire. La temperatura del aire es más alta, con las condiciones dadas el aire es más seco, y él aceptará más de vapores al secamiento de los productos. Enfrente, una demasiado alta temperatura y la humedad baja del aire asignado baja el rendimiento económico del sistema. Durante el secamiento siempre pasan a la traición-niya y las propiedades bioquímicas del producto. El secamiento es el proceso irreversible, no es posible por la añadidura de vuelta del agua recibir los productos en la forma inicial. La capacidad del hinchamiento es un de los índices de la cualidad del secamiento. Excepto el cambio de la coloración - - al secamiento hay un cambio del gusto. Hay en lo sucesivo un descenso del contenido de las vitaminas. Por eso ventajosamente algunos productos, principalmente hortalizas, ante el secamiento cocer ligeramente y por lo tanto bajar la actividad de los fermentos que asisten.

La acción de las bacterias de los fermentos lácticos lleva a la transformación a algunos en el ácido láctico o en algunas otras sustancias, menos deseables (principalmente, el ácido: acético, aceitero, el etanol, CO. Este modo es clásico a la conservación hortalizas. Las frutas habitualmente agrias no someten a la fermentación de fermentos lácticos o de alcohol, porque contienen poco sacarino y las albúminas necesarias para la fermentación.

Por el refrigeramiento es posible prolongar el almacenaje de las frutas y hortalizas sólo al tiempo corto. En la práctica lo usan sólo al almacenamiento largo de las materias primas ante el tratamiento. Las temperaturas del almacenamiento deben mínimo ser más próximas situado sobre el punto de congelación. Desde el punto de vista del aplastamiento de todas las reacciones bioquímicas, almacenar ventajosamente con las temperaturas bajas y los productos acabados. Se conservan mejor sus natural y las propiedades.

La acción de las bacterias acéticas lleva a la transformación del etanol en el aceite acético (3). Esta circunstancia se usa durante la producción del vinagre. Aproximadamente 10 % la solución del etanol con 1 - 2 % por el aceite acético al soplado constante intenso por el aire con temperatura 30 0C en el vinagre. La salida compone 90 %.

Con la baja de la temperatura se disminuyen los procesos bioquímicos y microbiológicos. Con las temperaturas más abajo 0 0C se hiela el agua en las frutas y hortalizas que recuerda mucho la desecación del ambiente. La acción que conserva en todas partes, sin embargo, temporal. En el frío se disminuyen sólo algunos procesos de la descomposición.